Descubre como activar tu memoria (y no perderla)

Alba Ribas, psicóloga de Lepant Residencial y experta en el diseño de actividades para el entreno de la memoria nos da 5 claves para entrenarla sin esfuerzo para mantenerla siempre en forma.

La memoria es una capacidad mental muy preciada y necesaria. Gracias a ella sabemos quiénes somos, qué experiencias hemos vivido, con quién nos hemos relacionado, a dónde hemos viajado…

Con la esperanza de vida actual necesitamos entrenar la capacidad de memorizar desde jóvenes si queremos que la memoria se mantenga intacta una vez nos llegue la edad más adulta, por ello, se tenga la edad que se tenga, es importante entrenarla diariamente. Está en nuestras manos el mantenerla activa para que llegada la vejez, se pueda tener una vida activa conservando los recuerdos vividos en edades más tempranas o durante la juventud.

Alba Ribas, psicóloga de Lepant Residencial y experta en el diseño de actividades para el entreno de la memoria nos da 5 claves para entrenarla sin esfuerzo:

Cinco estrategias que nos ayudarán a conservar nuestra memoria durante muchos años son:

  1. Juega: Invierte tiempo en aquellos juegos que sean estimulantes, desde pasatiempos, a juegos de mesa, juegos de estrategia o de cálculo mental. También puedes comprar un dossier de ejercicios para ejercitar la mente, que tan de moda están actualmente, o realizarlos en internet. Dedicándonos tan sólo un cuarto de hora cada día aseguramos tener nuestra capacidad mental en forma.
  1. Cambia tus rutinas: No hagas siempre la misma rutina, pues nuestro cerebro automatiza los procesos y la memoria ralentiza su efectividad. Un buen ejercicio es cambiar la ruta para ir del trabajo a casa y al revés, para hacer un itinerario nuevo, de esta manera obligas a ejercitar la capacidad de recordar.
  1. Entrena los dos hemisferios: algunas tareas que estabas acostumbrado/a a hacer con tu mano dominante, hazlas con la mano no dominante, por ejemplo, coger la sartén, limpiar, dibujar. Ponte el reloj en la otra muñeca o cambia algún objeto de sitio para buscarlo después. Así mantendremos un buen equilibrio entre ambos hemisferios.
  1. Socializa: sal de casa, haz actividades al aire libre y en grupo. Tener una vida activa y sociable es un gran entrenamiento para nuestra memoria, que recibe constantemente nuevos estímulos y juzga y contrasta la información que recibimos de otras personas sobre temas distintos. Socializar forma parte de un entrenamiento pasivo de la memoria muy favorable que obliga a establecer múltiples conexiones neuronales.
  1. Duerme las horas suficientes, al menos ocho diarias. El cerebro utiliza las horas de sueño para almacenar y clasificar la información obtenida durante el día. Además de dormir es bueno hacer ejercicios de relajación si se está viviendo una época de estrés. El estrés es el mayor enemigo de la memoria, ya que impide que ésta funcione correctamente, de ahí que mucha gente joven sufra lapsus y despistes de forma constante.
  1. Haz ejercicio, por lo menos 3 veces por semana, el deporte oxigena el cerebro y hace que las funciones cognitivas, entre ellas la memoria, funcionen mucho mejor. Caminar, salir a correr, ir en bicicleta o nadar son los ejercicios más recomendados,  pero cualquier actividad cardiovascular es buena, adaptada al nivel y capacidad de cada persona.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s