Consejos para mantener la mente activa de los hijos durante las vacaciones

Durante la infancia el cerebro, que funciona como un músculo, es muy dinámico, tiene una gran capacidad de aprendizaje. Por ello, es saludable estimularlo y ejercitarlo. Durante el periodo estival esta labor corresponde a los familiares, para que así los escolares no olviden lo aprendido y sigan manteniendo una mente activa.

Estimular la mente colabora a que éstos sigan adquiriendo nuevos conocimientos, y les sea menos costosa la incorporación posterior al nuevo curso escolar. Una buena opción para afrontar el verano es la combinación de actividades estimulantes que beneficien la actividad mental. Desde el colegio Oak House School recomiendan qué actividades pueden realizar los hijos para que su mente continúe activa y despierta.

En esta época dejan a un lado los libros y buscan relajarse, sus mentes empiezan a perder el ritmo de concentración y al volver a clase les resulta difícil atender. Los niños creen que las vacaciones son sólo para descansar y se muestran reticentes a realizar actividades relacionadas con la escuela pero hay varias formas lúdicas para que los hijos mantengan la mente despierta.

Toni Roca, coordinador de educación secundaria en Oak House School afirma  “lo que no se ejercita, se oxida. Lo mismo ocurre con los conocimientos. Es necesario aprovechar el verano para trabajar. No hay que dejar de adiestrar la memoria, la capacidad de atención, estimular al niño, despertarle interés”, señala Roca.

Rompecabezas, crucigramas o sudokus
Los rompecabezas, sudokus o crucigramas ayudan a mantener la mente despierta mientras se juega. Ayudan a mejorar la memoria y a mantener en óptimo estado las funciones cognitivas y a promover la agilidad mental.

Los videojuegos también ayudan
El uso de los videojuegos no ha de ser una prohibición ya que ayudan a mantener la mente activa,  aunque es sano mantener horarios de uso con un máximo de dos horas diarias. Son un elemento que ayuda a fomentar la creatividad e imaginación de los menores de edad. “Las consolas fomentan la creatividad del niño, aumentan su capacidad de psicomotricidad e incluso muchos realizan ejercicio con ellos. Hay juegos que despiertan el gusto por la música, el deporte o el baile”, afirma el experto desde Oak House School.

Lectura, naturaleza y turismo
El verano es una época ideal para fomentar la lectura, se dispone de más tiempo para ello sin exigencias de días límites para entregar comentarios de texto o exámenes, por lo que además refuerza el gusto por esta actividad más allá de la obligación que puede ir asociada a las exigencias escolares. En este sentido, es bueno dejar que el niño elija un libro y dejarle todo el mes o periodo vacacional para que descubra el placer de leer por ocio. Leer favorece la concentración, alimenta la imaginación  y la empatía.

Por otro lado, el contacto con la naturaleza les ayuda a aprender nuevos conceptos y a estimular su creatividad. Realizar excursiones y aprender el nombre de las plantas, flores o animales forman parte de un proceso de aprendizaje natural, lo mismo si visitan alguna ciudad, conocer parte de la historia y personajes que vivieron en ella y  su historia de una forma amena, fomentará su curiosidad natural y ayudará a mantener su mente activa. Por otro lado los campamentos o casas de verano suelen tener programas entretenidos con actividades y juegos educativos al mismo tiempo.

Deporte y Alimentación

El deporte es un gran aliado a la hora de mantener en forma la mente, estimula, entre otras habilidades, la creatividad y la concentración. Nadar, ir en bicicleta, correr mientras se juega o saltar a la comba son ejercicios fáciles que podrán practicar sin apenas darse cuenta . Por otro lado, en verano es normal saltarse horarios y comer alimentos que durante el resto del año no se comen como las golosinas o los helados. En este sentido el cerebro se resiente ante unos malos hábitos nutricionales. Los ácidos grasos del pescado o las nueces nutren de forma extraordinaria el cerebro, los arándanos, ayudan en el aprendizaje y la memoria. La Unidad de Lípidos del Hospital Clínic de Barcelona afirma a través del estudio PREDIMED, sobre el aceite de oliva, que el consumo del mismo mejora la memoria verbal y las funciones cognitivas.

Fuente: OAK House School  www.oakhouseschool.com/es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s